Patatas a la diabla

Ir a la fuente

Todo es una cuestión de patatas. Lo hemos descubierto en el pleno sobre la situación de Cataluña celebrado en el Congreso. Y, créanme, ha sido un hallazgo porque muchos nos temíamos que terminara siendo una cuestión de huevos y esas son bastante peores. Es necesario contar las patatas catalanas, se decía en la tribuna, contar como las patatas a esos catalanes que ya no se sienten españoles, para lo que se reclamaba un referéndum legal. Al portavoz del PNV no se le olvidó en su intervención que se trata no sólo de las patatas catalanas sino también de la existencia de las euskopatatas -de Araba, como es sabido- y al valenciano le vinieron a la boca las patatas propias. Fue Rajoy el que remató recordando las papas canarias, las afamadas patatas gallegas “y, no se le olviden, las patatas españolas”. Cuestión de patatas.

octubre 11th, 2017 by